Experiencia Calbuco por Josefina Délano

Ya se ha acabado el terreno de Calbuco, y vuelvo a Santiago a pensar en ella y recordar ese frío y olor. Mi tema inicial era investigar las implicancias territoriales de la industria del salmón pos ISA en el territorio de Calbuco, interesándome en las distintas expresiones que podrían haber tenido en su población, rural-urbana, relaciones de género, modos de vida, etc. Sin embargo poco a poco comencé a comprender que el verdadero impacto lo tuvieron los pescadores artesanales, no de manera directa e intencionada de las empresas hacia ellos, sino que tuvieron que absorber las externalidades de una industria competitiva con un ritmo de crecimiento muy acelerado para la zona. Dichas externalidades se expresan en lo cotidiano, en la contaminación que día a día aparece en las playas, en la disminución del tamaño de los moluscos, y en la desinformación respecto de las reales consecuencias del abuso de pesticidas y larvicidas arrojados al mar chileno.

Actualmente cerca del 42% de los centros de cultivo del salmón se encuentran en la región de Los Lagos, y el año pasado operaron activamente 1654 de estos centros en la región (SERNAPESCA, 2014). El número específico de los centros en Calbuco es difícil saberlo, debido a que algunos no operan y no hay una fiscalización adecuada que permita recabar este dato. De esta forma se pueden conocer los datos por región, lo que dificulta la comprensión del fenómeno de manera más local. Es por esto que la investigación se enmarca en los pescadores artesanales, ya que los efectos de las salmoneras repercuten en ellos sin importar el número específico, siempre teniendo en consideración el volumen de la producción nacional. Con la crisis del salmón los centros de cultivo perdieron cerca del 60% de su biomasa, lo que significó un cierre de numerosas plantas y centros de cultivo. En Calbuco esto significó el desempleo de cerca del 80% de la población vinculada a las salmoneras, lo que desembocó en importantes movilizaciones sociales y huelgas laborales, de las cuáles el caso más conocido es el de la empresa Aguas Claras. Esta población es la que se volcó a la pesca artesanal, de manera “ilegal”, ya que es un recurso siempre presente. Es este estigma el que queda hoy en Calbuco y aunque algunos trabajadores han vuelto a las salmoneras, otros se mantuvieron en la pesca debido a la estabilidad que esta proporcionada, lo que hoy se tensiona con las nuevas leyes y presiones al sector. Cabe mencionar también que gran parte de las empresas y los centros de cultivo se han trasladado a la región de Aysén (46% del total país), en una forma de descomprimir el hacinamiento del mar con un discurso de “sustentabilidad” cuestionable.

Llegué el 15 de marzo a Calbuco, busqué una pensión y me quedé ahí. La pensión daba a la playa y quedaba en el centro de Calbuco, cerca de la municipalidad, el mercado, la vega (muelle pesquero) y la biblioteca. Comencé buscando ayuda en la municipalidad y ahí conocí a una, hoy amiga, quién me ayudó muchísimo para establecer vínculos. Conocí a muchos pescadores y con ello sus vidas cotidianas y la relación personal con el mar. Comencé la etnografía. Estar ahí, caminar, conocer, conversar, comprender. Me interesó entender cómo los pescadores artesanales, poseedores de una cultura propia, respondieron a la presencia de la Industria Salmonera desde su  misma actividad laboral, la pesca, eje de la vida del pescador. Por esto los objetivos nacen de la centralidad de la pesca en la vida de ellos, y ayudan a comprender las estrategias productivas desde las distintas dimensiones que estas adquieren: Redes sociales y de apoyo; Gestión de recursos e intercambio y reciprocidad; y nuevas prácticas económicas que emergen desde la llegada de la industria. Las entrevistas las hice en función de comprender dichas dimensiones y así articular las estrategias productivas dentro del hacer y conocer de los pescadores artesanales. Sin embargo la mayor riqueza está en la experiencia de estar ahí y compartir los espacios en que confluyen los temas. Terminé el terreno el 15 de Agosto y queda ahora plasmarlo en un texto y dejar el registro.

.1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antecedentes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s